martes, 18 de julio de 2006

Con el alma vendida

Tú entra sin llamar.
Y ten por seguro
que me descubrirás
tratando con las Musas.

No en vano, un día les vendí el alma.
Por eso ahora persiguen mis pasos,
como el cobrador del frac,
y me asaltan desde todos los rincones oscuros
para ajustarme las cuentas.

Quizá la situación debiera atemorizarme.
Sin embargo, y muy a mi pesar,
dudo que lleguemos a un acuerdo razonable
sin el arbitrio de la huesuda Parca.

La barca de Caronte - Luca Giordano
"La barca de Caronte" de Luca Giordano

Texto con todos los derechos reservados ©

2 comentarios:

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.