miércoles, 12 de noviembre de 2008

Trapecista

Yellow Amelie - Auxi González, DeviantArt
"Yellow Amélie" de Auxi González,
en DeviantArt (link)

Pedía tan pocas cosas a la vida, tan pocas. Yo sólo quería escribir. Sin embargo, todas las piezas de mi historia encajaron de tal forma que lo que hicieron fue recomponer el rompecabezas opuesto.

Durante un tiempo intenté buscar a los culpables de tal desaguisado. Culpé al destino, culpé a todos los dioses que hallé por el sendero, culpé a la mala suerte… Y me culpé incluso a mi misma, pues los puzzles nunca se me dieron demasiado bien. Pero a estas alturas nada de eso importa ya demasiado, no ahora que veo yacer a mis pies a ese destino que tan resistente y poderoso pareció un día, ahora moribundo, desahuciado y roto.

Como un Goliat mi corazón cayó lapidado por las piedras que a su paso los pequeños acontecimientos blandieron. Cada una de ellas es un interrogante, un miedo, una duda que me asalta y me apedrea la esperanza, que me roba los motivos. Desorientada en mitad del camino maldigo todo lo andado y todo lo que me queda por andar, sin saber qué hacer, sin saber adónde ir, sin saber siquiera las coordenadas exactas de dónde me hallo.

Yo podría seguir luchando. Yo podría seguir avanzando contra vientos y mareas. Podría seguir oponiéndome al naufragio en que se ha convertido mi propia vida, pues aún me queda un ápice de fuerza en las más recónditas galerías del alma. Sin embargo, lo que no me queda ya son excusas.

Sé que no estoy preparada para abandonar a estas alturas; aún me quedan tantas cosas pendientes, tantas cosas por hacer… Pero están tan lejos de aquí, tan distantes que tendría que caminar cien años más para alcanzarlas. Sin embargo, sé que no viviré cien años. Por eso tampoco estoy preparada para seguir; seguir, ¿seguir adónde? Me duelen los pies del alma de tanto andar sin rumbo, de tanto paso gratuito. ¿Seguir adónde?

Mejor me quedo aquí. Quizá a alguna musa le coja de paso este recóndito lugar y se digne a venderme sus encantos a cambio de una módica cantidad de palabras, ofreciéndome su cálido e interesado abrazo para eclipsar por unos minutos la sordidez que me rodea, reconociéndome al oído mi genialidad y asegurando, como a tantos otros, que no halló sobre la faz de la Tierra mejor trapecista que yo.

Texto con todos los derechos reservados ©

22 comentarios:

  1. Ojalá pudiera ser esa musa para regalar a tu alma lo que sueña, porque lo necesita...
    Los naufrágios nos llevan lejos, pues siempre salimos por la otra orilla, ¿te has dado cuenta?
    Nadie como tú, puede tener un entorno sórdido, no te engañes, por mucho que las brazadas te estén agotando...
    Querida amiga, vas en un barco firme y precioso... mira al horizonte...

    Te dejo cerezas y chocolate, y un montón de mimitos.

    Queralt.

    ResponderEliminar
  2. Vainis, tienes una cosita en mi casa, de esas que nacen del fondo del corazón.

    Yo creo que, te sobran los motivos y que los desiertos esconden tesoros y oasis.

    Creo también que nunca se camina sin rumbo, sólo que no lo conocemos. Pero, llegamos. Siempre llegamos.

    La sordidez sólo tiene un remedio: la abstracción.
    Las letras son una buena forma de evadirse de ella.

    Escribe, Vainis, escribe.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. A mí me gusta tanto estar en tus blogs... Es que tienen todos los ingredientes que me atrapan, entre ellos la música, ya te dije una vez que aunque no escribieras, cosa ques veo que sí, porque tienes tantos como yo :))) pues lo dejo igual escuchando música...

    Pero lo que he leído es muy triste, todavía recuerdo tu alegría sirviendo café y entregando floritas y esta Vainis tristita no sé, me arruga el corazón.

    No estás preparada para abandonar y no se está nunca; hay que permanecer en el puesto porque siempre están llegando barcos...

    Besos querida amiga

    (Ah, si te fuera posible, me puedes explicar cómo se pone eso que tú tienes de seguidora que veo que has puesto en tu perfil, es que he leído para ponerlo y la verdad no me entero, soy un desastre.)

    ResponderEliminar
  4. Queralt, Moony, Miguel... Amigos míos, cómo me alentan vuestras palabras y vuestra compañía. Gracias, mil gracias

    ResponderEliminar
  5. De la luz de las palabras del alma, solo puede nacer la luz, y la luz es la tinta con que escriben las musas en nuestras almas. No dejemos que el camino nos detenga, sino que nos lleve cerca del alma.

    un beso

    ResponderEliminar
  6. Escuché una vez, y mil veces que la única protesta que merece la pena en este "*********" mundo es buscar la belleza...

    Desde entonces protesto mucho y siempre que puedo, y cada día encuentro más y más y entonces mi corazón, mi alma, mis sentidos saborean a pequeños sorbos tanta belleza, que antes apenas paladeaba...

    Sírvete de mis palabras cúanto quieras porque cuando ansío gotas de sal que sazonen mi mar las encuentro aquí dónde tú estás...

    Hay mucha belleza incluso en tus pesares, y sé que obtendrás de cada dificultad la mejor de las experiencias y no cerrarás tus puertas jamás, aunque de vez en cuando las encajes para descansar y poder meditar...a todos nos hace falta de vez en cuando descansar.

    Un beso.

    Ojos mares.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Ojos mares... Interesante firma.

    Yo también conozco esa frase, gracias a Ramón Trecet, conductor de Diálogos 3. La verdad es que es una frase que me tocó el alma desde el primer día y que el tiempo ha convertido en la mejor descripción de este ansia mío por hallar y coleccionar cosas hermosas.

    No deja de sorprenderme la alquimia de la poesía, este arte empeñado convertir en belleza las cosas feas y oscuras. Esa cualidad a mi me sirve para dar utilidad y justificación a mis malos momentos. Es por ello que mi poesía es tan dolida y llorosa, tan negra; en ella casi cada poema es como una herida, como la herida que se practica para extraer un veneno o un tumor, necesaria y sanadora.

    ResponderEliminar
  8. Oleeeeeeeee, ya parece que se ha arreglado :)))
    Me alegro tanto... tanto.

    Besitos libres otra vez

    (Sigo un rato más escuchando música.) :)

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu relato... para mi guardo lo que representa, sin duda tiene un transfondo mágico y único pues no he visto escribir a nadie como tú.
    Apunta un seguidor más a tu lista

    ResponderEliminar
  10. Hola, Miguel! Ya ves, parece que todo se ha solucionado ya, después de 3 días de reclamaciones y justo tras haber modificado el banner!

    Muchas gracias por tu aviso, pues fue tu comentario la única alerta sobre la situación de inhabilitación del blog. Por lo visto, los señores de Blogger se desentienden del tema, pues aún sigo esperando que alguna PERSONA se ponga en contacto conmigo para explicarme lo sucedido.

    LIBERTAD DE EXPRESIÓN!

    ResponderEliminar
  11. "no he visto escribir a nadie como tú"... Que afirmación tan grande... ¿En serio soy merecedora de ella?

    ResponderEliminar
  12. "De la luz de las palabras del alma, solo puede nacer la luz, y la luz es la tinta con que escriben las musas en nuestras almas"... Eso es fráncamente poético, absolutamente espiritual... Bella réplica. Muchas gracias, Carver :D

    ResponderEliminar
  13. ¡Sin duda eres merecedora de esa frase...! Me pierdo en el infinito que representan las palabras que plasma tu alma en este blog.

    ResponderEliminar
  14. :) Eso es precioso. Muchas gracias, me robaste una sonrisa.

    ResponderEliminar
  15. Biennnnnnnnnnn, Vainis, por fin se solucionó, menos mal...

    Un beso enorme, amiga, y no dejes nunca de escribir.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Marian, guapetona!

    Lo he pasado fatal estos 3 días, pensando que podía perder mi blog más decano y visceral, mi blog más mío, con todos sus tesoros, en el que incluyo todos vuestros comentarios, vuestras frases de ánimo que tan necesarias me parecen últimamente... Al fin todo se solucionó...

    Lo malo es que a partir de ahora voy a caminar con más miedo por mis propias playas, intentando adivinar dónde demonios empieza y dónde termina la línea de lo indecoroso para las mentes estrechas.

    Por si las moscas, hice caso al consejo de Miguel y quité el NavBar, para entorpecer a los visitantes con el gatillo flojito ;)

    Avanti! Avanti! Avanti!

    ResponderEliminar
  17. Querida Auxi:
    no entiendo bien el motivo de tanta angustia, no vengo habitualmente como para conocer tus penas, pero no logro descifrar el por qué de tu queja. Que no escribís?...cómo es eso!...si las palabras fluyen libres, graciosas e inspiradas en cada uno de los múltiples espacios que has armado con tanta galanura que nos resulta admirable a quienes intentamos ( a veces insuficientemente dada la escasez de tiempo) conocer tu profusa producción!
    Sé que muchas veces el ánimo decae y experimentamos estos momentos tristes, en que los sueños parecen distantes, pero vamos!...cómo es eso!...aquí hay motivo de sobra como para sentirte bendecida por las musas y la inspiración, cobre la forma que se le antoje! ajajaj
    Te dejo un abrazo cariñoso esperando que los aires de esperanza retornen a tus días. Sé que llegarán, los merecés.

    Te cuento que he hecho lo que me aconsejaste sobre la barra de navegación. Me llama la atención que ahora, la página de ayuda de la que me dejaste el link, no puede ser abierta!(no creo que sea casualidad!) Tal vez la han bloqueado, precisamente para impedir que trascienda esa información! Ya estoy algo paranoica dada mi mala experiencia en Spaces!
    Bueno, te dejo, por ahora estoyaprendiendo algunos truquitos para acondicionar mi blog, que poco a poco va tomando forma.

    Un besito...

    ResponderEliminar
  18. Hola, ola de mar...

    NO sólo podrías, si no que vas a seguir contra viento y marea, y no porque seas genial..modestilla...( broma y risas), si no porqué es algo que están en nosotros y creo que en tí especialmente, seguirás porque sabes que la noche anímica, pronto será rasgada por rayos de luz..., volverán las sonrisas, quizá darás menos importancia a los pequeños problemas y los grandes, los enfrentarás tranquila y confiada. No hay montaña que no pueda ser escalada...

    Besos y perdona mi tardanza Auxi, no tengo perdón..

    Aire

    ResponderEliminar
  19. Querida Monic, hablas con otra paranoica. Sí que es extraño que a Patri le hayan deshabilitado el blog. A mi también me parece sospechoso.

    Te felicito por haber quitado la endemoniada barrita. Leiste a Patri justo a tiempo. El que no, que pregunte; nada más faltaría que Blogger no deje modificar la plantilla HTML...

    ResponderEliminar
  20. Querida, Ches, aquí las tardanzas carecen de importancia, pues en mis mares no hay relojes y las brújulas funcionan todas como las del capitán Sparrow.

    Quizá sí me parecería un poco imperdonable que combinases una falda de color rojo cereza con una blusa rosa chicle, unos zapatos verde ácido y unas medias amarillo mostaza, una combinación así sí que podría ser imperdonable ;)

    ResponderEliminar
  21. Estimada Auxi, aquí estoy de nuevo. Ya he visto que has vuelto a tomar el control del blog. Y que las palabras fluyen alegres o tristes por tus páginas. Alegres o tristes, pero nunca con miedo, que no puedes ni debes callar nada.

    ResponderEliminar
  22. Ya ves, mis musas andan recomponiéndose con la bendición de Blogger ;)

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.