domingo, 1 de marzo de 2009

Sin chocos con los que nadar...

Enmascarados - Raimundo de Madrazo
"Enmascarados" de Raimundo de Madrazo.

[] No sé si será la partida de Don Carnal, pero hoy me siento especialmente triste. Su comitiva apenas se aleja de aquí y ya echo de menos las impertinencias del señor Momo; bueno, señor por decir algo, pues hay que reconocer que Momo nunca se comportó como tal. Sin embargo, cómo no extrañar sus afiladas palabras, su rima casi arquitectónica y esa sagacidad deslenguada que tanto nos hizo reír hace un par de días.

Nadie pudo resistirse a su malicia, ni tan siquiera las Musas, pues también hay Musas en la corte del rey del Carnaval. Si bien, como andan disfrazadas de un lugar para otro, los forasteros ni siquiera reparan en ellas. Pero los foráneos sí que sabemos distinguirlas, incluso a leguas de distancia, pavoneándose entre los bardos con esa seguridad que les otorga la belleza... Esa bendita belleza...

Lo que quiero decir es que se acabó lo de desternillarse de risa y lo de rodar por el suelo a carcajadas, a mandíbula batiente. Y se terminaron los atracones de erizo, las guerras de papelillos, los duelos de tinta y las emboscadas de sprays de colores.

De hecho, comprueben como hoy no hay ya fantasmitas por las calles, ni vampiros sin colmillos, ni piratas con espadas de plástico, ni hadas, ni princesas, ni brujas, ni leones de peluche, ni apaches, ni vaqueros con babuchas. Hoy no os sorprenderá ningún cuplé en ninguna esquina ni las procesiones de tangos en las plazas. Ni siquiera de los buñuelos y de los churros de harina hallareis rastro ya. Todos se fueron huyendo de Doña Cuaresma, tan estirada y beata como todos los años, tan puntual, tan restrictiva, tan seria, tan aguafiestas al fin y al cabo...

Mis fieles marineros, recojan las velas y echen anclas y amarras, porque esta noche toca contar batallitas en la tabernas del puerto. Sin embargo, no quiero verlos llorar pues ya sólo quedan once meses para que volvamos a pescar atunes en el Paraíso...

Texto con todos los derechos reservados ©

9 comentarios:

  1. No marques tanto tiempo, Auxi, que, de momento, empieza la primavera y explotan las flores, después, un verano largo lleno de besos de olas de mar. Con un otoño vestido de arco iris daremos paso al invierno, y, después, sí, tu carnaval.

    Venga, arriba ese ánimo :)

    Un beso inmenso.

    ResponderEliminar
  2. Será que por estos lares el Carnaval pasa desde hace mucho sin pena ni gloria, que yo ni cuenta me di de su llegada y de su paso! jejeje...(mucho menos mis musas que andan vagando por otro lado!)

    Un beso, Auxi, que sigas bien!

    ResponderEliminar
  3. Animo Auxi, que yo ya estoy sacando las figuritas del belén y sabes que después, enseguida vuelven los cuplés.
    Mientras, disfrázate de la primavera.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Hola querida....!!Gracias por tus premios!!!... yo te devuelvo uno a ti por que te lo mereces...no solo por lo que escribes si no por todo tu trabajo bloguero que es increíblemente interesante...en todas sus manifestaciones artísticas.... !!!Felicidades de verdad!!!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. La risa es una de esas pocas cosas que no tienen fecha de expiración. Saludos y un gusto venir a verte.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Marian y José, por recordarme que la medida del tiempo es relativa.

    Besos también para ti, mi querida Mónica.

    Me pasaré por allá, Fortunata, con mis mejores galas.

    Gracias, Qymera, los rostros nuevos son siempre bienvenidos en esta casa.

    ResponderEliminar
  7. Hola Auxi. Llevo algún tiempo siguiendo tus blogs pero nunca he comentado nada. Hoy no se porqué me apetecía dejar caer alguna que otra palabrilla.
    Ha sido un placer encontrarte y espero que lo siga siendo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Querida Auxi, lo primero de todo, pedirte disculpas por lo que te debe haber parecido indiferencia a tu natural amabilidad.
    La vida nos empuja con mucha frecuencia al borde de unos abísmos tan profundos que, al menos a mi, me aterrorizan. He superado la experiencia pero creo que me ha quedado un trauma que tardará en diluirse.
    Gracias por tu cariño y por un premio que, sin duda no merezco. Ha pasado mucho tiempo así que, me mantendré discretamente "callada" con la esperanza de que me disculpes con la indulgencia de las amigas que se quieren.
    Ya estoy de nuevo en marcha, a velocidad de crucero... y espero que tú, estés como poco, igual que yo.
    Un abrazo enorme, preciosa Auxi, y besitos de cereza desde Madrid.

    Queralt.

    P.D. Tu entrada me ha producido una sensación de nostalgia enorme y además, con una especie de regustillo, como cuando te has sentido libre de hacer y decír sin miedo a nada ni a nadie, pues para mí, el Carnaval es algo parecido.

    ResponderEliminar
  9. Paso por la pastelería de la vuelta de la esquina, compro dulces y devuelvo esas visitas. Besotes.

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.