miércoles, 8 de abril de 2009

Por los níveos páramos

[] Por los níveos páramos deambulo
sin rumbo, sin razón y sin consuelo.
En mi garganta habita hoy sólo un gañido
allá donde una vez hubo palabras.

El ruido del mundo barrió mi reino,
me arrebató las hadas y los duendes,
los huertos de fresas y los naranjos,
las mariposas, las polillas, los elefantes.

A la puerta de los libros de poemas
mendigo a las musas transeúntes,
esperando atesorar la gran fortuna
que un día abonará mi regreso a Ítaca.

Paisaje invernal - Caspar David Friedrich
"Paisaje invernal" de Caspar David Friedrich

Poema incitado por Mariam. Gracias, amiga.

Texto con todos los derechos reservados ©

6 comentarios:

  1. Hermoso, Auxi!..me conmovieron tus palabras...y la música...un lujo...un remanso a esta hora de la tarde (para mí).
    Habrá que darle las gracias a quien te inspiró, aunque nos hay puesto algo tristonas!...jeje


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Auxiiiiiiiiiiiii, gracias..Ahora te veo...en la página principal de Live! Yujuuuuuuuuuu

    A veces me siento así, de hecho creo que los últimos tiempos han sido para asumirlo, hay tristeza en esa despedida del mundo de los duendes y hadas.., pero te diré un secreto: no es una despedida realmente, una ruptura total..Y es que para vivir en otros mundos, en este has de estar en equilibrio o al menos en un desequilibrio equilibrado, ¿ sabes? Es que si no...toda nuestra energía se va a es mundo ruidoso y horrible que tan poco nos gusta..El otro, en el que estamos más vivos, ese sigue por aquí cerquita, muy dentro de nosotras.
    Un beso, o dos o mássssssssssss
    Ches

    ResponderEliminar
  3. Hola, Monic!

    Ya sabes que en mi poesía casi siempre hay un poso de tristeza. Al fin y al cabo, suelo usarla como una herramienta para extraer la ponzoña de los malos días. Cuando pongo el punto final de último verso, me siento cuanto menos liberada.

    La elección de su música tiene su significado. El tema forma parte de la película "El Show de Truman". No sé si la has visto, pero seguro que sabes que en ella su protagonista también vive en en una especie de mundo de hadas que tendrá que dejar atrás si quiere volver a su Ítaca particular. Yo ahora me siento un poco como Truman.

    Es complicado de explicar y un simple comentario se me queda corto. Pero en resumidas cuentas puedo decir que de repente siento un deseo atroz de cambiar mi propio destino... Y es curioso porque, como le sucede al Alquimista de Coelho, siento que todo el Universo se está confabulando para alimentar ese deseo...

    ResponderEliminar
  4. Ches, me gusta esa expresión de desequilibrio equilibrado. Es verdad, hay que aprender a equilibrar todos nuestros extremos. Yo estoy alimentando un poco mi faceta espiritual, que tenía algo olvidada, y últimamente sonrío más. Creo que es porque estoy deshaciéndome de algunos de mis miedos; pero supongo que debo cuidarme de no confundir la valentía con la temeridad... Es complicado... Pero es lo que tiene los viajes espirituales...

    ResponderEliminar
  5. Creo que ya estás en camino Auxi. Recicla ese mundo ruidoso y conviértelo en la belleza que siempre buscas.
    Un abrazo

    (gracias Moony)

    ResponderEliminar
  6. Eso espero, Jose. Espero haber encontrado el camino correcto al fin. Si así es, el sombrío camino que he dejado atrás habrá merecido la pena.

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.