martes, 24 de septiembre de 2013

¿Recuerdas?

Diamanda Galás, Supplica a Mia Madre

Alfredo nos propone una cita turbadora a la que debe acudir 5 verbos: Bailar, amar, ver, soñar y morir... Hemos quedado en La Plaza del Diamante.



¿Recuerdas aquel entonces, cuando me bailabas el agua? ¿Recuerdas nuestras largas despedidas en el portal? ¿El ruido de mis tacones subiendo a toda prisa las escaleras para llegar al balcón antes de que girases la esquina? Parapetada entre los geranios de mi madre soñaba despierta mientras que te veía caminar calle arriba, esperando que te giraras una vez más para mirarme. ¿Te he dicho alguna vez cuánto dolor me hacías sentir con aquella última mirada? ¿Te he dicho alguna vez cuánto temor encendía en mí aquel dolor?

¿Cómo le digo yo a mi madre que un hombre como tú me está robando poco a poco aquello que ella me dio? ¿Cómo le digo yo a mi madre lo ingrata que soy amándote, regalándote de forma gratuita toda esa grandeza?

No quiero morir de amor. No, no quiero. Vagar por la Tierra doliéndome como una estúpida alma en pena. No, no quiero morir de amor. No quiero dejarme la vida aquí, donde las manzanas saben a ceniza y todas las flores están hechas de plástico, como las rosas que flanquean las tumbas del cementerio.


Texto con todos los derechos reservados ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.