sábado, 20 de agosto de 2016

Soneto de la inocencia perdida

¿Dónde se fueron las nubes añiles?
¿Dónde los balones? ¿Dónde las hadas?
¿Dónde las cabelleras despeinadas
por los duelos y contentos pueriles?

No oigo los pájaros en los pretiles
que coronan tu frente avejentada
por los que te robaron de la almohada
todos esos bullicios infantiles.

Este mundo que gira sin sentido
y vuela con dos alas que se ahuesan
parece sepultar en el olvido

que los niños que se van, no regresan,
que las risas sin reír, se han perdido,
que los llantos sin llorar, nunca cesan.

Madre e hijo - Léon Bazille Perrault
'Madre e hijo' de Léon Bazille Perrault (detalle)

Texto con todos los derechos reservados (c)

2 comentarios:

  1. Me ha conmovido tu soneto, Auxi... si nos ponemos en manos de la nostalgia, las ausencias y los tiempos idos logran manipular nuestros sentimientos haciéndonos ver el vaso sólo como medio vacío, cuando también puede ser interpretado como medio lleno. Un fuerte abrazo. Me alegra volver a encontrarte.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa. Ya sabes que la nostalgia es una de las grandes musas. A veces pasa fugaz. Otras se queda más tiempo. Por fortuna, la Poesía siempre es una buena excusa para hacer más llevadera su compañía. Besos grandes.

      Eliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.