Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

En casa

Cuelgo el día en el perchero y, con el corazón descalzo, desabrocho mi armadura. El alma se despereza, atizada por el aroma del sándalo, y se sacude la nieve de la rutina. Inspiro el verbo llegar en toda la vasta extensión de sus seis letras Y el pequeño Ulises que me mora cascabelea en mi pecho haciéndome esbozar una sonrisa. Texto e imagen con todos los derechos reservados ©