Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2007

empiezan los cambios...

Hay veces, la mayoría de las veces, que los cambios llegan sin avisar, sólo para sorprendernos. Sin embargo, existe también esas raras excepciones en las que los cambios se citan con nosotros y nos advierten de su visita. Lo sé porque yo misma, sin ir más lejos, me encuentro en este instante en ese segundo y extraño supuesto, ya que he quedado con ellos, con los cambios, dentro de un par de semanas, en una cita a ciegas... Por el momento, dichos cambios supondrán una desconexión, pero una desconexión literal. Sí, amigos míos, estaré una temporada apartada de ustedes y es más que probable que no me veáis navegar por estos lares en varias semanas. Espero que mi ausencia no se alargue mucho; sin embargo, tampoco me atrevo a barajar fechas. En mi camino de regreso a alta mar haré un alto en cada puerto, para despedirme casi como es debido de todos y cada uno de ustedes. Por cierto, admitiré abrazos y besos, así que id preparando una nutrida colección de ellos. Me gustaría decirles que o

El motor de la vida

"Ghosts" de sivel12001, en DeviantArt © ( link ) Los románticos afirman que el motor de la vida es el amor. Los mordaces, en cambio, protestan y aseguran que no, que todo lo contrario: que el motor de la vida es el sexo. Pero esto no es más que la eterna batalla entre el alma y la carne... Sin embargo, ambas posturas se tornan igual de inocentes cuando se comparan con la de aquellos que adoptaron la creencia de que el motor de la vida no es otro que el dinero. Y ésta es una verdad incontestable. Sólo abran los ojos y vean a todos esos muertos vivientes con los que se cruzan a diario, almas en pena que adquirieron la extraña capacidad de tasar el alma humana pero que, por contra, desconocen el valor de todas esas cosas que un día, cuando ya sea demasiado tarde, descubrirán que en realidad no eran tan pequeñas como pensaban... Texto con todos los derechos reservados ©