miércoles, 15 de enero de 2014

Este jueves, bailo con las musas

Este jueves, los jueveros tenemos una cita a ciegas con 35 ilustres musas. En mi mesa, Isabel Allende y sus 'Cuentos de Eva Luna'... 

'Te quitabas la faja de la cintura -relata la historia-, te arrancabas las sandalias, tirabas a un rincón tu amplia falda, de algodón, me parece, y te soltabas el nudo que te retenía el pelo en una cola'… Lo leo y releo y en mi cabeza brotan algunas palabras: hogar, desinhibición, desnudez, llegada; sin duda, hay una libertad tan cotidiana en estas dos sencillas frases que no he tardado en extrapolar a mi propia cotidianidad.

Más encuentros, una planta más abajo, aquí mismo.



La frialdad del suelo me besa los pies
y la artificialidad del mundo se diluye en el aire.

El corazón hace sonar los tambores;
toca una canción antigua,
tan antigua como el mundo,
hecha de barro y hollín.

En su ensordecedor silencio,
los duendes se desperezan;
huyen de sus escondrijos
excavados en los confines del alma. 

La frialdad del suelo me besa los pies
y yo, descalza sobre el lodo, bailo con las musas.

Red and the Wolfby de ~faxtar, en DeviantArt
  

Texto con todos los derechos reservados

39 comentarios:

  1. ¡lindo Auxi! ¡llega hondo este poema! ¡grande el enlace del comienzo con el del final!
    Mañana o pasado saldrá el mío, el que espero te deje contenta.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lao! Se me ocurrió que cerrar el círculo enlazando el final con el principio era una buena forma de acabar un poema dedicado a la danza con las musas.

      Estoy ansiosa de comprobar el resultado de la convocatoria! Así que me vendrá bien haber abierto el baile para dejaros la pista libre y dedicarme a observar!

      Eliminar
  2. Auxi, bailas con las Musas que te acompañan y te inspiran, los pies de Eva en el suelo y los duendes traviesos que rompen el ensordecedor silencio, no importa mancharse un poco de lodo, es necesario jugar a pesar del frío y del hollín.
    Creo a Isabel le encantaría tu continuación que tiene regusto a mito soñado por encima de lo sórdido.
    Magnífica convocatoria, nos divertiremos siguiendo el hilo de los textos. Un besito contento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi papel de anfitriona, ando ya soltándome la melena y invitando a los asistentes a romper el hielo! Qué impaciencia!

      Muchas gracias por tal hermosa réplica. Cierto es: lo importante es no dejar de jugar, perder el miedo a mancharse e incluso a caerse. Sabias y hondas palabras que me han emocionado.

      Eliminar
  3. Precioso el poema que te ha surgido de ese principio, ese suelo que besa los pies y esa danza que bailas con las musas.
    Aquí te dejo mi enlace que ya colgué el relato
    http://carmenandujarzorrilla.blogspot.com.es/
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Momento de intimidad y al ser de felicidad entiendo la paz interior, la persona que narra es más feliz sin artificios que con ellos.
    Besos, conductora juevera.

    ResponderEliminar
  6. Auxi que hermoso poema!!! Un baile con musas en un suelo que besa los pies, que preciosidad!!! Te felicito!!! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Kari! ¡La verdad es que hay algo ritual en el acto de descalzarse que me encanta y me inspira!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. ¡Je! ¡Mis musas son un poco atávicas y estas cosas de bailar en mitad de la sabana les vuelve locas! ¡Igual que a mi! ;)

      Eliminar
  8. Muy bello poema para abrir boca a todos los que vendrán después a tu convocatoria.
    Te mando mi enlace a galope.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Te he mandado el enlace? ¡Qué cabeza la mía!
    http://tracycorrecaminos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Isabel, la nombro así en confianza que me ha dado estar mullida entre sus personajes que aman, sufren pero sobre todo, son libres al momento de bailar y nadie les puede quitar ese momento tan propio, único, hermoso.
    Y bailar con las musas es un ritual, que se hace poesía, relato o simplemente emoción.

    Que lindo Auxi.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, de todos lo bienes del ser humano, es la Libertad el más preciado de todos.

      Eliminar
  11. Sentir la frialdad del suelo en los pies es sentir la Tierra, sentirnos parte de ella. Desembarazarnos de nuestra piel "social" y retomar aunque sea por unos momentos parte de nuestro ser animal, es sumamente agradable y placentero.
    Le has dado con tu poema una continuación adecuada a tu texto de Isabel Allende.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dices, Pepe. De hecho, es ese arraigo a la Tierra lo que prendió la mecha de este poema.

      Eliminar
  12. y qué bien bailas! Te has lanzado por las propias, tomada de la mano de esas palabras de Isabel, y has hecho una danza de lo más poética y encantada. Donde hay duendes, donde hay musas, no puede haber otra cosa más que encanto. Buen gusto nos has dado con este aporte, y ni decir, con la propuesta. Recién inicio la recorrida de lectura, pero intuyo que esto promete!
    Besos anfitriona!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Gaby! ¡He de decir, para ser justa, que bailo en buena compañía, pues quizá estos lares estarían vacíos de musas ahora mismo si no llega a ser por los jueveros!

      Eliminar
  13. La semana pasada tuve en mi casa el círculo de musas que me mandó Gaby, hoy han estado contigo. Enhorabuena por tu inspiración en todo. Besos!

    ResponderEliminar
  14. Qué bien bailas con las musas Auxi! Me encantaría que bailaran de vez en cuando conmigo para que me inspiraran versos tan bonitos ! a mi solo me inspiran cosas "truculentas" je,je...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jo! ¡Gracias, Charo! ¡Desde hace un par de años mi poesía se ha vuelto más luminosa! ¡Tendrías que leer lo oscuros que eran mis poemas antes de eso! ¡Son etapas!

      Eliminar
  15. Querida Auxi:otra vez en tiempo límite. pero aquí estoy:
    http//reflexionsenveualtablogspot.gamail.com.es
    Gracias!
    espero impaciente, la siguiente sorpresa. Un abrazo-

    ResponderEliminar
  16. El párrafo inicial te ha inspirado muy bien, se te puede sentir bailando con esas musas que muy bien te han guiado. Muy lindo tu poema, me ha gustado como algunas palabras te fueron encendiendo la inspiración.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Qué hermoso texto. Me encanta tu autora y creo que has recogido perfectamente el sentir de sus textos en el tuyo.
    Genial
    Besos

    ResponderEliminar
  18. no es fácil llegar a ese punto de libertad donde desprenderse de ropajes y tapujos es sencillamente posible, más aún, necesario y natural...son muchos los prejuicios que la sociedad nos impone y a veces cuesta mucho sacudírselos de raiz.
    Me ha gustado mucho el cariz que le haz dado a tu texto.
    Un abrazo!
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Moni! ¡He de decir que son muy ciertas y sabias tus reflexiones!

      Eliminar
  19. No hay nada que nos una más a la tierra, que sentir esa calma y danzar descalzos en la intimidad para soltar lastres y condiciones que la sociedad nos impone, fuera vergüenzas que tan mal casan con la libertad.
    Gracias por lo bien que has conducido este precioso jueves, lleno de sorpresas y amistad.
    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  20. El mundo se queda fuera, cerrada la puerta de nuestra casa, asi en la intimidad somos lo que realmente somos y actuamos con la libertad de saberse a salvo, precioso poema que hace sentirse libres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Subscribo palabra por palabra tu reflexión, San querida!

      Eliminar
  21. Siento no haber participado, sin duda la que más a perdido he sido yo. Sí he querido al menos, leerte. Y es una belleza. Al leer se siente liberación, escape e incluso, fuga de lo que aburre o cansa por obligación hasta lograr, desvincularse de ese calvario para vivir y disfrutar. Es un momento muy especial.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.