Ir al contenido principal

Simulacro

[] Hagamos
como si Otelo
nunca hubiese dado crédito a Yago.

Finjamos
que Casandra
jamás sintió la necesidad de saciar su sed.

Actuemos
como si pudiésemos
premiar al señor Quijano con unas merecidas vacaciones.

Imaginemos
que la cerillera
esta noche tendrá una hoguera junto a la que dormir.

Callejeemos
por un mundo
justo, hospitalario y rosa.

Tú sólo apaga la televisión
y el hombre podrá al fin recuperar
algo de esa humanidad que se le atribuye.

the dancing swan - greenfeed, DeviantArt
"The dancing swan" de Greenfeed, en DeviantArt (link)

Texto con todos los derechos reservados ©

Comentarios

  1. Excelente simulacro.Magníficamente plasmado . Así se utiliza la poesia como arma irreverente.

    Me ha encantado, encantado,encantado...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Las tres últimas líneas me dan mucho que pensar.Ojalá lo cumpliéramos más.No sé si cuando me visitaste lo viste,pero hay una entrada que se llama te-le-fun-ke y en ella hay un post que se llama "nadie es perfecto".Si no lo has visto,pásate y lo miras.Ya verás que la tele no hace milagros,a veces crea a tontos,pero no sabía yo hasta qué punto.Un saludo Auxi.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Ana! Gracias, Agata!

    La verdad es que últimamente estoy muy crítica con la sociedad y con el mundo en general y creo que algo que queda bien reflejado en mis últimos poemas.

    A veces parece cierto que aquello que no ha salido por la tele es como si no hubiese pasado.

    Aun con todo, si te molesta lo que la caja tonta te cuenta sobre el mundo, ya no tienes ni que levantarte del sofá para solucionar los problemas... Nada más tienes que hacer click y todo desaparece: los niños hambrientos, las pateras, la trata de blancas, el cambio climático... todo.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad,la caja tonta me molesta.Pero lo hace con programas sin sentido.Me parecen un desperdicio de medios.No me gusta ver lo de las pateras,trata de blancas,etc...pero es porque me rebelo y me da pena.Y parece que no puedo hacer nada.Pero es bueno que eso se vea,si no seríamos unos cobardes.En lo posible,siempre con cuidado,hago que mis hijos vean que otros no tienen tanta suerte como ellos,que lo único que les diferencian es que han nacido varios kilómetros más arriba.Besos.

    ResponderEliminar
  5. Se me olvidaba,gracias por incluirme en DESDE CADIZ CON AMOR.

    ResponderEliminar
  6. Agata, tienes más razón que un santo.
    Yo también odio ver día tras día las cosas que se publican en los noticiarios. Comparto tu impotencia, esa sensación de no poder hacer nada y es un sentimiento que últimamente me asedia mucho.
    Sin embargo, soy la primera que, al menos un rato al día, huye de la fealdad del mundo y se refugia en las cosas hermosas o incluso frívolas, en un intento desesperado de no perder la fe en el hombre.
    Pero tienes razón cuando dices que "es bueno que eso se vea", porque es esa dosis de realidad la que nos ancla los pies al suelo y nos hace mirar más allá de la propia nariz.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.

Entradas populares de este blog

Convocatoria del 16 de enero | Este jueves, yo pongo el principio

«Denys, que vivía principalmente a través del oído, prefería escuchar un cuento a leerlo; cuando llegaba a la granja me preguntaba: ¿Tienes algún cuento?» Memorias de África, de Isak Dinesen. Todos sabemos que Karen Blixen tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong, y que Meryl Streep la encarnó exquisitamente en 'Memorias de África' como una contadora de cuentos nata, una moderna Sherezade que cautivó con sus historias al cazador y devorador de libros Denys Hatton . En el transcurso de la película, hay un momento en el que Denys solicita a Karen su primer cuento....'Cuando cuento historias a mis sobrinas en casa -lo reta la anfitriona-, una de ellas tiene que proveer la primera frase'... En esta convocatoria, os invito a emular a Karen . Para ello, he preparado una fiesta muy especial. En el salón de actos os esperan 35 Denys ansiosos por incitar a vuestras musas... Cada uno de ellos porta un número. ¿Recuerdan el número que han elegido? Pa

Bruja

La vi  marcharse . Observé sus evoluciones en el viento, sobre el que dibujó media docena de figuras fortuitas, casi erráticas, como las de una hoja a merced de la tempestad. Me sonreí, reconozco que hasta con un poco de sorna. Sin embargo, pronto comprobé con horror que no había rastro alguno de inquietud en su semblante; ella estaba aprendiendo a volar sola. Entonces temblé como un niño asediado por las pesadillas, albergando la inequívoca certeza de que, por más que horadase su anatomía con mi mirada, esta vez ella no volvería la vista a atrás. Palabras: inquietud, marcharse, evolución. Albert Joseph Pénot | 'Départ_pour_le_Sabbat' (1910)

Este jueves, un relato: El regalo

Este jueves intercambiamos regalos en casa de Judith . Con manos firmes al tiempo que sedosas, extrajo el artilugio cardiaco de su cavidad y lo depositó en la caja. Sin envoltorio, sin cintas de colores, sin tarjeta, sin dedicatoria, lejos de la parafernalia que les eran propios, aquella fría nevera de plástico guardaba ahora en su interior el mayor de los regalos. Hygeia, detalle de 'Medicina' de Gustave Klimt Texto con todos los derechos reservados