Ir al contenido principal

Desierto

Alone - Sylph, DeviantArt
"Alone" de Sylph, en DeviantArt (link)

Estoy profundamente cansada. A veces no lo parezco. A veces incluso yo misma, sumida en mi propia inercia, consigo engañarme y olvidar mi crónico agotamiento. Eso es porque hoy recorro a paso lento la fertilidad de la tierra que bajo mis pies se extiende, paladeo con fruición los dátiles, bebo el agua cristalina y fresca de los manantiales y río en sus orillas, dejando que el cascabel de mi risa se confunda con el gorgoteo del agua, puro y abundante como ella.

Dejo que la vida me engañe mientras recojo los dones que hallo al alcance de mi mano. No en vano, quiero olvidar que su hospitalidad es sólo un bien pasajero, olvidar que incluso mi felicidad es sólo un espejismo, un juego óptico fruto de la yerma realidad en la que malvivo desde hace años.

Sin embargo, hay cosas, cosas casi siempre cotidianas, que me regresan a mi natural estado de tristeza, cosas que me hacen levantar la vista y observar el paisaje que se extiende más allá de las gráciles y generosas palmeras, tras las cuales sólo se atisba una cosa: la inhóspita extensión del desierto.

Texto con todos los derechos reservados ©

Comentarios

  1. Menos mal que en el desierto hay oasis. Hermosos espacios cargados de belleza en los que el alma se deja mecer por la brisa.
    Cansancio... sí... derrota, jamás:D

    Un beso enorme, Vainis.

    ResponderEliminar
  2. gracias por tus palabras de ánimo. y gracias por ese beso, cielo. lo guardaré con cuidado en mi mochila, pues todos los besos que consiga atesorar me vendrán bien cuando mi oasis desaparezca agostado por el propio desierto, arrojándome una vez más a las yermas extensiones de las que llegué huyendo hasta él.

    ResponderEliminar
  3. Hola, ola de mar...

    Ays, esa tristeza...A veces nos pasa, nos cansamos de todo, de lo que nos rodea, incluso sabiendo de la belleza que tenemos a nuestro alrededor.
    Hace poco..se me pasó por la mente...que igual, ese cansancio viene realmente del hecho de que hay algo ..algo que estamos haciendo y no nos gusta hacer, como que no viviéramos según lo que somos y deseamos. Y de ahí viene el cansancio, del esfuerzo por hacer algo...que no queremos.
    Pero igual es una tontería.., lo pensé mientras nadaba, yo no nado muy bien y hay días que me canso más, claro, pensé que al fin y al cabo, yo tampoco era un animal acuático, si no terrestre, por lo que hacer algo que no es natural en mi, de alguna forma ha de cansarme más..

    Vaya rollo que te he metido, Auxi..ays, sabrás perdonarme o dejar de leerme..Ja.

    Sabes qué frase tengo en mi messenger: Me perdí en el desierto...y construí castillos de arena...

    Un beso, dos, cien

    ResponderEliminar
  4. Aqui vengo por primera vez con ánimo para este estado de ánimo que muestra tu escrito.

    La vida es bella aunque a veces lo disimule, hay que sentarse y mirar con los ojos del alma para verlo.

    Te dejo mi huella y cordial saludo.

    Rocío

    ResponderEliminar
  5. ¿Pero qué te pasa chiquilla triste?Esto no puede ser...Nada de tristezas.Fuera las malas vibraciones.Jo...que eres muy jóven y tienes motivos para estar alegre.Como yo vaya a buscarte te vas a enterar Auxi.No quiero leerte así.TEVOYADARUNPALPIQUEVERÁS.....TANTERAO?Bueno,también te dejo un beso.Que no va a ser todo regañina.Ays...qué niña ésta.Me tiene frita.

    ResponderEliminar
  6. Antes que nada, mi ausencia se debe aque cada vez parece ser menos el tiempo que dispongo y más el que me consumen mis tres espacios. No sé si sabrás que el que dedqué por entero al tema de la censura en Spaces fue denunciado y cerrado y debí mudarlo por completo (en eso estoy todavía!) así que hace mucho que no pasaa por aquí...mil perdones!
    Sobre el tema de esta entrada y tu "tristeza crónica", no me imegino cómo una persona que con tanta tanta "fruición paladea los dátiles" de la vida como vos sea, realmente una persona triste, más bien pienso que debe ser algún "espejismo del desierto del momento" el que te inspire esa sensación. No es tristeza lo que transmiten tus escritos, más bien intensas ganas de disfrute pleno. Por lo menos eso es lo que siento cuando paso a visitarte.
    Que no te gane la trsiteza!...un poco sí, pero si se acostumbra, pretende instalarse y se apodera de tus días.
    Cuidaddo! jejje...que no se adueñe de tu casa!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No sé a ciencia cierta si esto que escribes es sólo literatura. Si es así escribes magnificamente bien. Si además te sientes así, te envio un beso de ánimo, para aliviarte en lo que pueda.

    ResponderEliminar
  8. No, no es sólo literatura. Ya me gustaría. Gracias por tus palabras de ánimo y por el beso, son mis tiritas favoritas ;)

    ResponderEliminar
  9. Auxi, entiendo cada una de tus palabras....nos pasa a muchos.....muchas veces me ha dolido el alma y nada me consuela, me entrego a los brazos de morfeo...mi amante eterno...con la sóla esperanza de que me deje con él o bien me permita despertar con nuevas fuerzas. Es sólo mi amor a Dios, mi esperanza de que un nuevo día me traerá cosas mejores lo que aún me tiene viva. Dios me sostiene, me jala y me obliga a ver su amor infinito, representado en las flores, los árboles, el firmamento, en mis hijos, mis amigas, etc.... Sé que vale la pena seguir existiendo y seguiré luchando hasta que mis pasos cansados ya no puedan más. Gracias por compartir tus sentimientos hechos poemas con nosotros.....

    ResponderEliminar
  10. Ánimo, querida perpeca, porque si entiendes estas palabras mías es porque tú has pasado o estás pasando por esa experiencia.

    Es bueno tener algo que te sostenga, que te de la energía necesaria para levantarte cuando te caigas.

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.

Entradas populares de este blog

Convocatoria del 16 de enero | Este jueves, yo pongo el principio

«Denys, que vivía principalmente a través del oído, prefería escuchar un cuento a leerlo; cuando llegaba a la granja me preguntaba: ¿Tienes algún cuento?» Memorias de África, de Isak Dinesen. Todos sabemos que Karen Blixen tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong, y que Meryl Streep la encarnó exquisitamente en 'Memorias de África' como una contadora de cuentos nata, una moderna Sherezade que cautivó con sus historias al cazador y devorador de libros Denys Hatton . En el transcurso de la película, hay un momento en el que Denys solicita a Karen su primer cuento....'Cuando cuento historias a mis sobrinas en casa -lo reta la anfitriona-, una de ellas tiene que proveer la primera frase'... En esta convocatoria, os invito a emular a Karen . Para ello, he preparado una fiesta muy especial. En el salón de actos os esperan 35 Denys ansiosos por incitar a vuestras musas... Cada uno de ellos porta un número. ¿Recuerdan el número que han elegido? Pa

Bruja

La vi  marcharse . Observé sus evoluciones en el viento, sobre el que dibujó media docena de figuras fortuitas, casi erráticas, como las de una hoja a merced de la tempestad. Me sonreí, reconozco que hasta con un poco de sorna. Sin embargo, pronto comprobé con horror que no había rastro alguno de inquietud en su semblante; ella estaba aprendiendo a volar sola. Entonces temblé como un niño asediado por las pesadillas, albergando la inequívoca certeza de que, por más que horadase su anatomía con mi mirada, esta vez ella no volvería la vista a atrás. Palabras: inquietud, marcharse, evolución. Albert Joseph Pénot | 'Départ_pour_le_Sabbat' (1910)

Este jueves, un relato: El regalo

Este jueves intercambiamos regalos en casa de Judith . Con manos firmes al tiempo que sedosas, extrajo el artilugio cardiaco de su cavidad y lo depositó en la caja. Sin envoltorio, sin cintas de colores, sin tarjeta, sin dedicatoria, lejos de la parafernalia que les eran propios, aquella fría nevera de plástico guardaba ahora en su interior el mayor de los regalos. Hygeia, detalle de 'Medicina' de Gustave Klimt Texto con todos los derechos reservados