lunes, 2 de abril de 2012

Naranjas

Pisan Girl with Basket of Oranges and Lemons - P. A. Cot
"Pisan Girl with Basket of Oranges and Lemons" de P. A. Cot.

Su milagro comenzó a gestarse allá por el mes de abril, cuando el viento de poniente me traía el aroma de sus flores blancas desde los campos y los naranjos amargos se nevaban de azahares, derramando sobre los viandantes esa densa fragancia a Semana Santa. Ahora, aquellas carnosas flores han mutado y su oronda redondez naranja arquea las ramas de estos árboles, siempre recios y generosos, encorvados por su preñez sobre el piso polvoriento del naranjal.

La piel, grumosa y fría, cruje al desprenderse. Me hace recordar aquellos días de mi niñez en los que mi padre jugaba al científico haciendo restallar el fósforo contenido en las cáscaras al exprimirlas junto a un cerillo encendido.

Sin embargo, mi receta preferida sigue siendo ponerlas en un zumo justamente edulcorado. Diseccionar la fruta con un tajo rotundo y veloz y apreciar su fresco aroma cítrico mientras la exprimo concienzudamente.

En tanto, las otras mitades aguardan silenciosas sobre la piedra de la encimera. La incisión, de un líquido aspecto aterciopelado, rezuma ese apetitoso olor, anticipo de una sabrosa promesa. Sus caleidoscópicas disecciones, fieles reminiscencias florales, son como brillantes rosas bañadas de rocío; incluso ese leve balanceo, efecto de su esférico diseño, me recuerda el de las ramas movidas por el aire y me habla del largo camino que la ha traído hasta aquí.

Respetuosamente, la miel se disuelve con densa pesadez en el jugo, en perfecta y sopesada comunión. En mi boca destilo su historia; me bebo los estivales rayos de sol que la han madurado, desgrano la lluvia de abril y el frescor del agua de pozo que ha enjugado su pulpa y paladeo el hormigueo de las abejas en las primigenias y bienolientes corolas blancas, llevadas y traídas por los vientos del Mediterráneo y del Atlántico.

Escrito el 3 de noviembre de 2005

En un principio, esta entrada se publicó con la fecha original del escrito,
siendo republicada en el día de hoy para no desvirtuar la datación del blog.

Texto con todos los derechos reservados ©

3 comentarios:

  1. me parece sentir el aroma y el sabor...el mismo jugo resbalando por los dedos!

    ResponderEliminar
  2. También aquí me reencuentro con mi viejo comentario!...qué extraña sensación!jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD Me doy cuenta de que debería haber hecho una aclaración al respecto ;)

      Eliminar

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.