Ir al contenido principal

a mis lectores

Galatea de las Esferas - Salvador Dalí
"Galatea de las Esferas" de Salvador Dalí

No deja de sorprenderme como mi deambular errático por el mundo a veces retumba contra el deambular de otros, poniendo en marcha una reacción en cadena parecida a las de las bolas de billar sobre el tapete verde.

Suspendidas en el espacio, nuestras almas chocan unas contra otras. Y sin darnos cuenta, nuestro propio impulso hace que, tras el golpe, esas otras almas cambien de dirección al tiempo que cambiamos de dirección nosotros mismos. Nos convertimos en acción y reacción, en pura teoría física, en alquímica respuesta...

Como electrones giramos y giramos, mudándonos de un átomo a otro, transformando y transformándonos. Ya no somos magos. Ahora somos simplemente la Magia...

Bajo el auspicio del verso inmediato camino ahora el mundo, lejos de los desiertos, bendecida por el lector omnipresente. Vivida soy al instante, justificada, completa pues hoy las atómicas presencias cardiacas giran a mi alrededor, transformándome, transformándose. ¿Existe acaso mayor belleza?

Con especial dedicación a ese Anónimo que dejó sus huellas en "La Sílaba de Miel"

Texto con todos los derechos reservados ©

Comentarios

  1. Auxi querida

    Uffffffff finalmente llego a puerto, al tuyo.
    He estado ausente bastante tiempo y al retornar .. todo era caos en la plataforma de Windows.

    He ido de a poquito visitando a los amigos de antes.
    Por favor cuéntame qué pasó con el evento Amelie, ya no está, se borró con las actualizaciones?

    Sabes que me dan ganas de emigrar, más mi ánimo no está para empezar nada .. por ahora.

    Te dejo mi cariño, volveré pronto a sumergirme en tus olas.

    Espero que el viento esté soplando a favor en tu travesía

    Beso

    ResponderEliminar
  2. muy preciosa lectura nos ofreces...

    saludos fraternos con mucho cariño.. es lindo leerte..


    un abrazo fraterno

    ResponderEliminar
  3. No, no hay mayor belleza, porque sólo es comparable a la de montar una urdimbre de palabras.

    Ehhhh que me gusta chocar con tu alma :D

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Qué mejor recompensa que sentir que lago de lo que se siente y dice tiene su reverberación en el corazón de otra persona!...más aún cuando, sin conocerse ni en rostros ni en nombres, el anonimato garantiza la sinceridad de los sentimientos.
    Tanto comentario como su respuesta se han entretejido mostrando la amplitud y fuerza de las palabras.

    Hermoso...y conmovedor!

    Un abrazo, Auxi!
    ha sido un placer leerte, como siempre!

    ResponderEliminar
  5. anna, te paso la info. bienvenida a puert ;)

    adolfo, gracias.

    marian, a mi también me encanta chocar con tu alma :D sabes que soy un poco vampira y que me encanta libar esa sensibilidad luminosa que desprendes.

    Ay, Mónica, que bien expresas ese sentimiento de retroalimentación... ¿Sabes? Un nuevo tema empieza a tramarse en mi cabeza...

    Espero encontrar el hueco para darle forma, ahora que la idea es aún elástica y moldeable... Pero es que la visita del Dios Momo y de Don Carnal estará ocupando buena parte de mi tiempo de aquí a mediados de mes. Veremos a ver...

    ResponderEliminar
  6. Auxi, querida amiga, ¡cuánto tiempo sin leerte! Sin emocionarme con tus palabras...
    Eres un descanso para el peregrino, siempre lo he sentido así.
    Veo que tienes poco tiempo, pero, si puedes, pásate por mi nuevo blog. Con él quiero desterrar al space porque dan muchos problemas, aunque Las Cerezas en el Campo siempre será aquella primera casa que construí con mucha ilusión y entusiasmo. Y, por supuesto, Un Blog lleno de Cerezas y Pan y Chocolate también siguen activos.
    Gracias por ser como eres y sobre todo, por compartirlo. Son palabras que casi siempre se dicen con cierta ligereza pero en tu caso, te las digo directamente desde el corazón.
    Besos de cereza y chocolate.

    Queralt.

    ResponderEliminar
  7. Así que tienes blog nuevo!

    Para mi space siempre será un lugar especial, pues fue donde empezó mi idea de crear un blog. Durante mucho tiempo lo compatibilicé como mi casa en Blogger. Pero es cierto que dan muchos problemas, desde problemas técnicos a casos de censura, y fue cuestión de tiempo que lo abandonara.

    Sin embargo, nunca se me pasará por la cabeza eliminarlo. Quiero que siga ahí, donde lo dejé, con todo lo que publiqué, todo lo que dijeron mis visitantes.

    En fin, pasaré a visitar esa nueva casa...

    ResponderEliminar
  8. Siempre que llego me haces girar a tu alrededor, chocar y salir ganando en algo. Gracias por tu trabajo Auxi. No tienes precio.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola, ola de mar...

    Qué hará que nos convirtamos en ciegos ante esa magia? Que nos preocupemos por nimiedades , lloremos sin saber...Por qué será, que nosotros, los hombres, cerramos los ojos ante la magia.
    Auxi, tú guardas la magia entre palabras, músicas e imágenes...y yo, sin venir a beberla.
    Un beso por cada vez que no vine a verte.
    Aire

    ResponderEliminar
  10. Hola, Jose. Hola, Ches.

    Como siempre, en pleno mes de febrero, incluso yo misma paso por mis mundos a toda velocidad.

    Sin embargo, incluso don Carnal tendrá que perdonarme que me detenga un momento para dejaros un montón de besos y abrazos.

    Muack!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Que hermoso es sentirse acompañados
    por tus aladas palabras.
    Miles de besos sin mas, que la vida te sea igual de bella y que te cuide el tiempo de todo.
    Un saludo de una pequeñia nube, alli, mas allá delinfinito.
    meim

    ResponderEliminar
  12. Vainis, tienes una o varias cosas en mi casa. las que te gusten.

    :D

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  13. Auxi querida, creio que as tuas palavras sobre este universo em permanente ação e reação, exibem a forma mais plena que a ciência pode alcançar, sem ainda tornar-se arte pura... Não sei qual é o nome desta tua linguagem, tamanha a sua extensão... algo indefinível, porém, inquestionavelmente verdadeiro... sinto, por isto, que deve ser a própria Alma quem se desoculta.
    abraços!

    ResponderEliminar
  14. Que bellas palabras, Mauro. Muchas gracias por ellas, también desde la propia Alma.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.

Entradas populares de este blog

Convocatoria del 16 de enero | Este jueves, yo pongo el principio

«Denys, que vivía principalmente a través del oído, prefería escuchar un cuento a leerlo; cuando llegaba a la granja me preguntaba: ¿Tienes algún cuento?» Memorias de África, de Isak Dinesen. Todos sabemos que Karen Blixen tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong, y que Meryl Streep la encarnó exquisitamente en 'Memorias de África' como una contadora de cuentos nata, una moderna Sherezade que cautivó con sus historias al cazador y devorador de libros Denys Hatton . En el transcurso de la película, hay un momento en el que Denys solicita a Karen su primer cuento....'Cuando cuento historias a mis sobrinas en casa -lo reta la anfitriona-, una de ellas tiene que proveer la primera frase'... En esta convocatoria, os invito a emular a Karen . Para ello, he preparado una fiesta muy especial. En el salón de actos os esperan 35 Denys ansiosos por incitar a vuestras musas... Cada uno de ellos porta un número. ¿Recuerdan el número que han elegido? Pa

Bruja

La vi  marcharse . Observé sus evoluciones en el viento, sobre el que dibujó media docena de figuras fortuitas, casi erráticas, como las de una hoja a merced de la tempestad. Me sonreí, reconozco que hasta con un poco de sorna. Sin embargo, pronto comprobé con horror que no había rastro alguno de inquietud en su semblante; ella estaba aprendiendo a volar sola. Entonces temblé como un niño asediado por las pesadillas, albergando la inequívoca certeza de que, por más que horadase su anatomía con mi mirada, esta vez ella no volvería la vista a atrás. Palabras: inquietud, marcharse, evolución. Albert Joseph Pénot | 'Départ_pour_le_Sabbat' (1910)

Este jueves, un relato: El regalo

Este jueves intercambiamos regalos en casa de Judith . Con manos firmes al tiempo que sedosas, extrajo el artilugio cardiaco de su cavidad y lo depositó en la caja. Sin envoltorio, sin cintas de colores, sin tarjeta, sin dedicatoria, lejos de la parafernalia que les eran propios, aquella fría nevera de plástico guardaba ahora en su interior el mayor de los regalos. Hygeia, detalle de 'Medicina' de Gustave Klimt Texto con todos los derechos reservados