Ir al contenido principal

Tarde de levante

Niña - Joaquín Sorolla
"Niña" de Joaquín Sorolla, extraída de ElPais.com

Como si de un lienzo de Sorolla se tratara, el luminoso paisaje parece inmóvil, como congelado en el tiempo. Incluso las hojas de los árboles permanecen quietas. Sólo el rugido y el fugaz discurrir de los automóviles traicionan tanta quietud.

El viento de levante se ha quedado dormido sobre el espejo de la pleamar; el Atlántico es ahora un león azul que dormita bajo la implacable mordedura del sol. Lo demás es todo de color amarillo; incluso las abigarradas sombrillas parecen amarillear bajo la luz cegadora de un día de verano.

El asfalto arde; una cortina de calor enturbia el aire, pintando espejismos en la mediana lejanía. Hay un gato descansando a la sombra menguante de un edificio; es el único valiente que queda sobre todas las aceras de la ciudad. Los ventiladores giran sin descanso, removiendo el oxígeno caliente. La urbe respira con pesadez, sumida en su particular siesta estival.

En tanto, los niños juegan a la orilla del mar y, sobre la arena candente, las sacerdotisas de Apolo ofrecen sus cuerpos al sol en busca del bronceado perfecto.

Comentarios

  1. Hola, ola de mar..
    Que de tiempo ..sin pasar por aquí Auxi...Lo siento
    ESte verano disfruto de esa playa llena de sol y de azules increíbles.pero me sabe a poco.
    Un beso
    Aire

    ResponderEliminar
  2. Hola, guapa! Qué me vas a contar! Yo todos los veranos acabo más desconectada y despistada AÚN que de costumbre! Tú sigue adorando a Apolo todo lo que puedas! Yo me uniré a vuestra fiesta allá por el mes de septiembre, aunque sea a media jornada! Nos vemos en la orilla del mar, al menos espiritualmente hablando! Besos grandes!

    ResponderEliminar
  3. Hola Auxi! tanto tiempo!...se te extraña tanto como a tus escritos tan poéticos!!...por suerte nos dejas este regalo tan melancólico como la música que acompaña.
    te cuento, a modo de simple información sobre lo complicado del lenguaje, que apenas ver el título pensé en otra cosa: es que por estos rumbos decir "de levante" quiere decir algo así como "bien predispuesta/o para iniciar relación -pasajera o lo que venga! jejej- con personas del sexo opuesto (o no, según sean las preferencias personales! jejeje)...así que, eso! solamente lo comento a modo jocoso! jejeje


    un abrazo, que sigas bien!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja! Sí que es traicionero el lenguaje! Vaya una impresión que se van a llevar por esos lares si ven el título del texto! Aquí el levante es el viento del este! Bueno, a lo mejor veo incrementada las visitas! Espero que los curiosos de aquellas tierras sepan perdonarme!

    ResponderEliminar
  5. Tienes un conjunto blogs muy elaborado y bonito, me gusta la musica que lo acompaña.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hoy voy de pasada pero que sepas que me acuerdo de ti y las bellezas que nos regalas como este cuadro y el sonido en que lo meces;por todo un biquiño e unha aperta de A.Dulac

    ResponderEliminar
  7. Gracias, cielo. Otro besote para ti.

    ResponderEliminar
  8. Que bien,pero que bien dibujas en el poema esa placidez maravillosamente soporífera de una tarde veraniega.Has creado un escenario,unretrato tan fidedigno que se ve.Y se aplaude.

    ¡¡Que gustazo volver a leerte !!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Wow! Gracias, Ana! La verdad es que estas descripciones son para mi es un reto al que me gusta enfrentarme.

    Y, después de leer tus palabras, creo que puedo darme por satisfecha, pues veo que el objetivo que busco con ellas queda cumplido: conseguir que cada palabra se confunda con una de esas pinceladas sueltas de los impresionistas, que al juntarlas todas en la retina toman forma de paisajes.

    Por cierto, te debo algunas visitas, que espero que sean más frecuentes a mediados de septiembre, cuando los colegios se hayan puesto en marcha y tenga más tiempo (y silencio) para mi y para mis cosas.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Letras mezcladas con pinceladas, la comunión perfecta.
    Gracias Auxi

    ResponderEliminar
  11. Hola, Rosa. La verdad es que me gusta decorar los post con música o con imágenes, no lo puedo remediar. Por supuesto, mi pasión por la pintura y la música me ayudan bastante a hallar la imagen o el sonido perfecto.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola preciosa!
    Qué bonito lo que has escrito, como siempre...
    Casi me quedo sin respiración rememorando (gracias a tus palabras), las tardes tórridas de este verano. Aunque yo, no me pongo a adorar a Apolo, me salen ronchones, jejejejje
    Ya estamos casi a finales de septiembre así que, espero que tengas un ratito para venir a verme. Te espero y te echo en falta.

    Besos de cereza.

    Queralt.

    ResponderEliminar
  13. Lo haré en cuanto salga del círculo vicioso!

    Las clases de adaptación de Laurita, que al final se están alargado durante todo el mes de septiembre, me han roto todos los esquemas. Pensé que tendría las mañanas para mi solita a partir del día 10, pero no ha sido así, snif snif.

    Estoy deseando de recuperar un poco de mi propio espacio/tiempo y retomar mis viejas costumbres.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Te doy la bienvenida a mis mares.
Muchas gracias por verter en ellos tus palabras.

Entradas populares de este blog

Convocatoria del 16 de enero | Este jueves, yo pongo el principio

«Denys, que vivía principalmente a través del oído, prefería escuchar un cuento a leerlo; cuando llegaba a la granja me preguntaba: ¿Tienes algún cuento?» Memorias de África, de Isak Dinesen. Todos sabemos que Karen Blixen tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong, y que Meryl Streep la encarnó exquisitamente en 'Memorias de África' como una contadora de cuentos nata, una moderna Sherezade que cautivó con sus historias al cazador y devorador de libros Denys Hatton . En el transcurso de la película, hay un momento en el que Denys solicita a Karen su primer cuento....'Cuando cuento historias a mis sobrinas en casa -lo reta la anfitriona-, una de ellas tiene que proveer la primera frase'... En esta convocatoria, os invito a emular a Karen . Para ello, he preparado una fiesta muy especial. En el salón de actos os esperan 35 Denys ansiosos por incitar a vuestras musas... Cada uno de ellos porta un número. ¿Recuerdan el número que han elegido? Pa

Bruja

La vi  marcharse . Observé sus evoluciones en el viento, sobre el que dibujó media docena de figuras fortuitas, casi erráticas, como las de una hoja a merced de la tempestad. Me sonreí, reconozco que hasta con un poco de sorna. Sin embargo, pronto comprobé con horror que no había rastro alguno de inquietud en su semblante; ella estaba aprendiendo a volar sola. Entonces temblé como un niño asediado por las pesadillas, albergando la inequívoca certeza de que, por más que horadase su anatomía con mi mirada, esta vez ella no volvería la vista a atrás. Palabras: inquietud, marcharse, evolución. Albert Joseph Pénot | 'Départ_pour_le_Sabbat' (1910)

Este jueves, un relato: El regalo

Este jueves intercambiamos regalos en casa de Judith . Con manos firmes al tiempo que sedosas, extrajo el artilugio cardiaco de su cavidad y lo depositó en la caja. Sin envoltorio, sin cintas de colores, sin tarjeta, sin dedicatoria, lejos de la parafernalia que les eran propios, aquella fría nevera de plástico guardaba ahora en su interior el mayor de los regalos. Hygeia, detalle de 'Medicina' de Gustave Klimt Texto con todos los derechos reservados