jueves, 29 de junio de 2006

Ensayo y error

Quizá no sea tarde aún
para desatender a razones,
para revisar una vez más
el significado de la palabra "congruencia".

Acaso ha llegado ya el momento
de poner en práctica
lo que he aprendido
después de tantos tropiezos

Acaso ya está cerca el día
en el que mis viejos errores
hallen al fin una justificación.

Rubik challenge - TwinkyGreenPenguin, DeviantArt
"Rubik challenge" de TwinkyGreenPenguin, en DeviantArt (link)

Escrito el 21 de junio de 2006

Texto con todos los derechos reservados ©

Id a dormir

"Si lo que vas a decir / no es más bello que el silencio, / no lo vayas a decir" El Último de la Fila

¿Por qué no os vais todos a dormir de una maldita vez?
¿Por qué no permitís al fin a vuestro cerebro
reparar el daño infligido
por locutores y presentadores,
por comentaristas, analistas,
elaboradores de encuestas,
agencias, corresponsales, expertos?

¿Por qué no detenéis
esta violación sonora
y devolvéis a la noche
lo le es propio?

¿Acaso no se ha formulado ya
suficientes despropósitos?
¿Para que desperdiciar a estas alturas
otra palabra,
cuando en el aire fresco y estrellado
se disuelve la luz incandescente de la luna,
junto con el untoso aroma de la madreselva
y el atávico maullido
del gato en celo?

Acaso no hemos etiquetado y medido,
a caso no hemos deteriorado
bastantes cosas en este día?

Alegoría de la noche - Leon Frederic
"Alegoría de la noche" de Leon Frederic

Escrito el 21 de junio de 2006

Texto con todos los derechos reservados ©

miércoles, 28 de junio de 2006

Amanecida

Regreso.

El sol me besa los párpados
y el matutino rocío,
condensado en el envés epidérmico,
se evapora.

Luz marítima.
Brisa cian.
Las lides entre el Levante y el Poniente
se traman en la estratosfera.

El alma se despereza,
remoloneando sobre la fresca yacija;
le da pereza subirse al Mundo en marcha.
Afortunadamente, las musas revolotean sobre el dintel de la puerta.

En tanto,
mi corazón palmea,
haciendo galopar la riada sanguínea
por los cauces
y las cárcavas menguadas durante la noche.
Torbellinos de rubicundos hematíes
se arremolinan en el torrente plasmático;
elásticos bailores,
oxigenados traductores de bulerías.

La aurora - Bouguereau
"La aurora" de Bouguereau

Texto con todos los derechos reservados ©

martes, 27 de junio de 2006

Entre el dolor y la indolencia

Un terreno
yermo y endurecido
rota a medio camino
entre el dolor y la indolencia.

A penas es más grande
que esta propiedad cardiaca;
pero su rotunda presencia
me aherroja cada latido,
cada suspiro respirado,
cada inspiración.

Ajeno a las leyes de la física,
se divierte comprobando
como el mundo gira a su alrededor,
al tiempo que retoza
en su magnetismo desordenado
y en su extraña propiedad de agujero negro.

Lastre centrífugo.
Devorador de luz.
Sombra rampante.

Nightmare - jerry8448, DeviantArt
"Nightmare" de *jerry8448, en DeviantArt (link)

Texto con todos los derechos reservados ©

martes, 13 de junio de 2006

Romance del romance satisfecho

Deuda es lo que se dijo.
Aquí traigo ese romance
que no cayó en el olvido
aunque mis muchos quehaceres
me estorbaron el camino
y encuentre en la asonancia
un cierto desliz esquivo
que me provoca torpeza
y trunca un tanto mi tino
en mi afición por la rima
y por los versos medidos.

Godward - The Answer
"La respuesta" de Godward

Escrito el el 4 de mayo de 2006

Texto con todos los derechos reservados ©

Romance consonante y despechado

Romance de un romancero
escribo yo para tí
para decirte "te quiero"
cuando ya me has olvidado
por otro amor lisonjero
que me robó tus quereres
con regalos y dinero.

Violent love - Nonnetta, DeviantArt
"Violent love" de Nonnetta, en DeviantArt (link)

Escrito el 27 de abril de 2006

Texto con todos los derechos reservados ©

Soleares del desencanto

Por mí, ya puedes marcharte.
Ya me acompaña mi gato;
con eso tengo bastante.

Que para cosas ajadas
ya tengo yo un florero
al ladito de la cama.

Lo guardaba pues pensé
que me tenías cariño.
Mira tú, me equivoqué.

Onteora - John White Alexander
"Onteora" de John White Alexander

Escrito el 27 de abril de 2006

Texto con todos los derechos reservados ©

lunes, 12 de junio de 2006

Nana insomne

Trémula la noche canta.
Le retumba en la garganta
ululares de lechuzas
y, bajo la caperuza
gris de plomo y estrellada,
esa atávica mirada
con la que analiza el mundo,
nocturno y taciturno,
propiedad de los amantes,
del poeta, del tunante,
territorio del malvado,
del insomne y del cansado.

Instintiva y primitiva
claroscura, relativa.

Trémula la noche reza,
reposando su cabeza
sobre la Tierra latente.
Y en medio de la silente
existencia de la noche,
entre el bramar de algún coche,
suenan más altas las risas,
los gozos, calmas y misas,
tan altas como alto suena
el dolor del alma en pena
del que no concilia el sueño,
tan esquivo y tan pequeño,
tan necesario y esquivo,
tan fugaz, tan evasivo.

Pensamientos lejanos - J. W. Godward
"Pensamientos lejanos" de J. W. Godward

Texto con todos los derechos reservados ©

viernes, 9 de junio de 2006

Ventanas al interior

Ventana del Albaicín - Arquimedes Artal
"Ventana del Albaicín" de Arquimedes Artal © (link)

Hay ventanas que miran al exterior (al mar, al jardín, a las avenidas, a los tejados, al ojo patio...) y hay también ventanas que miran al interior.

Son estas ventanas interiores una clase de ventanas muy particulares, pues sus vidrios no son transparentes, sino opacos, a pesar de lo cual disfrutan de inmensas panorámicas. De hecho, pueden dominar extensos paisajes cardiacos, sembrados de sentimientos, de reflexiones, de imaginaciones...

Desde mi computadora las diviso a cientos, unas más próximas que otras; y en el centro de toda la maraña de vanos, el Mundo se ha convertido en un gigantesco patio de vecinos... Incluso nos devolvemos las visitas y las llamadas, como en cualquier otro vecindario que se precie.

Me doy cuenta de que cada una de estas ventanas es un balcón a través del que se transparenta el alma de alguien... Y también aquí, como en el mundo de carne y hueso, hay habitantes más o menos reservados, o más o menos serios, o más o menos falaces, o más o menos profundos. Y hay también quienes se desvisten y orean sus sentimientos con toda la alevosía y desvergüenza que pueden acaparar, presumiendo de ese cálido y fresco nudismo espiritual que tanto me atrapa...

Y es que, ¿para qué negarlo? Los desnudos siguen siendo una de mis debilidades. No en vano, he de confesar que siempre me ha gustado alimentarme del sentimiento ajeno.

Por eso, a veces planeo sobre las nubes de Meim, me caliento las manos en la chimenea de Yari, asisto a los conciertos de Antonio Trigo y de Roger Subirana, y a las convenciones de Dialogos3, y a las lecturas de Amalgama, almuerzo con Fer, tomo té con Bohemia, hablo de Tolkien con Fernando, escucho con atención las noticias que recaba El Machadiano, lloro con y por Marian, me río con 73ideas, envidio la exquisitez de los habitantes de Pandemonium... Y celebro por todo lo alto los sospresivos encuentros con aquellos que hacía tiempo que no veía (por cierto, saludos, Mauro y Ches), así como las nuevas visitas y todos esos desconocidos que se asoman a mi propiedad para saludarme mientras que cruzan mis lares yendo de paso.

Ásí que, desde mi escondite felino, un beso para los habitantes de la blogosfera. Gracias por vuestras visitas. Y gracias por recibirme en vuestras casas.

Texto con todos los derechos reservados ©

martes, 6 de junio de 2006

Sólo dos cosas

Sólo dos cosas
he aprendido en esta vida.

una, que errar obedeciendo a la razón
es más doloroso
que hacerlo cuando es al corazón al que se obedece;
así que cuídate mucho del sentido común,
pues sus afeitados pitones
hieren más y más extensamente
que el astifino sentimiento.

la otra, que lo práctico
no tiene por qué ser siempre lo más saludable
ni lo más valioso;
así que cuídate mucho de los tasadores,
pues nadie es quien para abaratar las posesiones
con las que amueblaste tu alma.

FromLittleThingsBigThingsGrow - LoverDgirlA1065, DeviantArt
"FromLittleThingsBigThingsGrow" de LoverDgirlA1065, en DeviantArt (link)

Texto con todos los derechos reservados ©

lunes, 5 de junio de 2006

Haciendo números

Hago números mirando hacia atrás
y no me salen las cuentas de la vida.
Nada es como me lo pintaron aquellos ojos juveniles
con los que una vez observé el mundo.
Ojalá no hubiese perdido aquella mirada.
Ojalá jamás hubiese escuchado los dictámenes
de mis sabias neuronas,
ellas que amordazaron mi corazón
con su fibrosa atadura.
Analizo ese cincuenta por ciento de mi camino
y no me cuadra el balance
de los besos,
de las risas,
de las ilusiones.
Ojalá nunca hubiese intentado
hallar el sentido práctico de la vida.
Ojalá no hubiese tasado tan bajo
el valor de un poema;
el trueque me ha salido tan caro,
perdí tantas cosas valiosas
en aquella operación...
¿Cómo recupero yo ahora aquellas esperanzas
y los cristales rosas para mirar el futuro?
¿Cómo demonios hago
para rellenar el hueco
de lo que he ninguneado,
de lo que he malbaratado,
de lo que he malvendido?
¿Cómo, valiendo tan poco lo que ahora tengo?

Dos hermanas - Bouguereau
"Dos hermanas" de Bouguereau

Texto con todos los derechos reservados ©

viernes, 2 de junio de 2006

Marítima elegía por Rocío

Como una ola,
sobre la candidez del gentío,
bajo el rizado bramido del viento de poniente
y el cúmulo níveo de los mullidos claveles.

Como una ola,
universal,
expansiva,
eterna,
avanza virginalmente,
coronada por el laurel de una bulería.

Como una ola,
salada inmensidad
erizada de luz.
Voz cardiaca.
Visceral verso.
Sanguínea entrega.
Fértil Rocío.

Flamenco II - Flamenquera, DeviantArt
"Flamenco II" de Flamenquera, en DeviantArt (link)

Texto con todos los derechos reservados ©

jueves, 1 de junio de 2006

Atlántico

[] Todos tus azules
chapotean en mi versos.
Centelleantes.
Arenosos.
Diáfanos.
Plomizos.
Tu líquida naturaleza
Se desliza por cada palabra que trazo
igual que te desparramas sobre la voluble orilla,
con ese rumor acuático, rítmico, grave, respirado.

Tu hálito salado silba entre el limo de mis huesos
Y en mis corrales cardiacos
tu yodado aroma me agita el torrente sanguíneo
en busca de una escapatoria imposible.

Sucumbo ante tu bautismal presencia
-eterna, materna, genética, arcana-
y mi corazón palpita olas cuando late
a causa de tanto tenerte,
de tanto asumirte,
de tanto comulgar contigo.

Moras en mi hasta el tuétano de mis huesos.
Tanto que no imagino mis pies sin la risa fresca de tus encajes,
ni mi piel sin el pulverizado suspiro de tu rompiente,
ni mis ojos sin tus rizadas llanuras infinitas.

Lord Leighton - Psamathe
"Psamathe" de Lord Leighton

Texto con todos los derechos reservados ©